Hola Pesce... primero y

Es lógico que Fabiana esté entre triste, enojada y confundida y la manera en que lo expresa es llamando tu atención pues es llorando, gritando y demás cosas que pueden sacarte de tus casillas. Para estos momentos te comparto una frase: "quiéreme cuando menos lo merezca, porque es cuando más lo necesito". Armate de mucho más amor y paciencia que de costumbre y hazla sentir querida y segura.

Estoy totalmente de acuerdo contigo en que no se puede trabajar en casa con un bebé demandando atención. Y mira que a mi me fascina quedarme solita en mi casaa trabajando y si pudiera (si el sueldo de mi marido alcanzara) feliz de la vida me quedaría atendiendo a Belén todo el día, aunque claro, no encerradas.

Te cuento que recientemente decidí dejar unas clases que impartía en un bachillerato (preparatoria, highschool) y dedicarme a trabajar totalmente por mi cuenta desde mi casa. Ya venía trabajando así pero honestamente no podía con todo porque no le dedicaba mucho tiempo, lo hacía por la noche, con mucho cansancio, cometía muchos errores, perdía mucho tiempo y francamente estaba a-go-ta-da.

Ahora, Belén se queda con mi mamá (como si yo siguiera dando clases) entre 3 y 4 horas diarias y yo me quedo aquí, trabajando. Sigo trabajando otras cuantas horas de noche pero no tan seguido, ni tanto tiempo, ni con tanto cansancio y estrés.

Me alegra que estés de mejor ánimo y respecto a los problemas con tu esposo, espero que los solucionen. Esto también nos genera mucho estrés, no crees? Y los bebitos lo sienten.

Animo Pesce!!! Seguro todo irá mejor