Queridas mamás:

Agradezco de todo corazón el apoyo que tuve por parte de ustedes en esta etapa tan hermosa que fue la lactancia. Mi hijo, mi esposo y yo ganamos con ella en todos los aspectos, sobre todo, unirnos como familia.

Quiero platicarles nuestra experiencia.

Leo tomó leche materna a libre demanda por 18 meses y tomaba a toda hora, incluso varias veces en la noche. Después de los 18 meses comenzamos a cambiarle las tomas que seguían a la comida por leche entera servida en vaso entrenador, no en biberón. Fuimos a varias tiendas y él mismo escogió los vasos que le gustaban para tomar ahí la leche (todos adecuados, libres de bph). Cada vez que le ofrecía la leche en vaso, él seleccionaba cuál quería usar, hacíamos alarde de lo bonito del vaso, de lo bien que se veía él usándolo, etc. Seguimos así por un par de meses hasta que finalmente aceptó los vasos sin reclamo. El pecho quedó reservado para la hora de dormir la siesta por la tarde, en la noche y en las madrugadas cuando se levantara a pedirlo.

Regularmente me despertaba de dos a tres veces, pero llegaba a pedirme pecho hasta seis veces por la noche. Así que un día, pasando ya los 24 meses se me ocurrió negarle el pecho cuando me despertó y ofrecerle a cambio un vaso de leche. Le dije: "qué crees hijo? que ya no tengo leche en la noche, no prefieres un vaso de leche?" y se puso a llorar... Lo abracé y le expliqué que la leche de "la buba" (cómo él le decía) se va acabando conforme él crecía y que estaba bien porque era lo normal. Creo que lloró como 10 minutos entre que me pedía y le explicaba. Volví a ofrecerle el vaso de leche y lo aceptó!!! Se lo tomó y se durmió. Despertó nuevamente esa noche y repetí el proceso, volvió a llorar, pero menos y aceptó el vaso nuevamente.

La noche siguiente despertó en la madrugada y él mismo me dijo que "la buba era para dormir, que ya no había leche en la noche" Lo abracé, le di las gracias por entender y se durmió solito.

Los tres meses siguientes después de su segundo cumpleaños, él dejó de pedirme buba, ya que sus juegos y actividades hacían que se durmiera en el coche, en la carreola, etc. Muy de vez en cuando llegábamos a estar en la situación de darle pecho para dormir.

Y qué creen?? Empezó a dormir TODA LA NOCHE SEGUIDA!!!

Cumplimos los 27 meses de lactancia y un día me dijo: "mamá, ya me quiero dormir, me das mi leche en vaso? Porque la buba ya no tiene leche"

Y desde entonces destetamos.

Aquí tuve un pequeño problema porque después de ese día uno de mis senos se llenó de leche y como nunca me extraje con nada, no me la podía sacar. Por fortuna, la tarde siguiente yo creo que Leo sintió nostalgia y me pidió la buba. Yo no hice ningún comentario ni positivo ni negativo, simplemente se la dí. La vació y no volví a tener problema con eso.

La verdad me siento muy feliz de haber pasado por esto, de no presionar, de dejar a mi niño decidir. Agradezco el apoyo de mi esposo con las desveladas y las marometas que hacíamos para darle pecho como fuera. Todo fue maravilloso.

Por último les agradezco a ustedes que contestaron mis dudas directamente o que indirectamente al leer sus posts me daban ánimos para continuar por el bien de mi niño sin importar el esfuerzo o cansancio. En realidad, nos beneficiamos todos.

Feliz lactancia y feliz destete a todas las que faltan!!!